Bajo el calificativo de servicios de ayuda a Domicilio o también conocidos como Servicios de Atención Domiciliaria ( SAD ) se engloba a todo un conjunto de recursos dirigidos a prestar apoyo y cuidados en su domicilio a las personas cuando, por cualquier circunstancia, dejan de ser autónomos para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria (normalmente son personas ancianas, aunque también se presta a personas que no son de la tercera edad, sino discapacitadas no mayores). La asistencia en casa permite la prolongación de la permanencia del mayor en su hogar, en su entorno.

 

Los servicios básicos prestados bajo este concepto son aquellos vinculados a la atención personal y continuada de la persona mayor:

Servicios de atención personal, servicio domestico, aseo e higiene  personal ,ayudas para levantar y acostarse, movilizaciones, control de medicación, toma de alimentos, servicios de atención al hogar, servicios de integración en el entorno

Deja un comentario